Una mujer de carácter noble!


Mujer, Biblia, carácter, Dios, esposo, familia, hijos

Proverbios 31 nos habla de una mujer que con amor y dedicación cuida su casa, su familia y todo lo que hay ella:

Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?
"Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias.  Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida. Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos.  Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche. Y da comida a su familia Y ración a sus criadas...   Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos..."
Proverbios 31:10-28

Demos un vistazo de manera sencilla a lo que nos describen estos versículos y saquemos nuestras conclusiones, la Biblia versión NTV los titula “La esposa de carácter noble”.

Parafraseando los versículos e imaginándome a esta mujer, escribí lo siguiente:

#1, Su estima sobrepasa a las de las piedras preciosas, le es de bien a todos los días de su vida a su marido y él confía en ella.

#2, Es una mujer que trabaja y

#3, Con sacrificio provee a su familia alimento.

#4, Además se levanta antes que salga el sol y ya hay que comer en la mesa!

#5, Es una mujer con muchas fortalezas,

#6, Es Esforzada,

#7, Es atenta,

#8, Fiel administradora de lo suyo. Siempre tiene guardada una pequeña provisión, pues le gusta ahorrar y puede bendecir y proveer a cualquiera que toque su puerta.

#9, Es una mujer que prepara su casa para el mal tiempo y no teme de lo que pueda venir.

#10, Dios habita en su corazón, por eso actúa y habla con sabiduría.

#11, Además es prudente.

Y que mas decir de esta mujer? Sin duda es una mujer que AMA a su familia y ese amor traspasa las paredes de su hogar.

Su esposo, hijos y todo el que la conoce y ha visitado su casa la alaba!!!

Tal vez dirás, "es la mujer perfecta". Pero te aseguro que no lo es... De ahí viene su grandeza!

Comencemos a vivir cada una de estas cualidades, basta con amar a nuestras familias tal y como son y verlas como una bendición de parte de Dios!

En Cristo,
Yissell