Una Mujer... Pacificadora! - Mateo 5:9 -

Mujer, paz, pacificadora, Dios, Biblia, Jesús
 “Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios”
Mateo 5:9

Un día Jesús estando con sus discípulos y cerca de mucha gente, les habló entre otras cosas acerca de procurar la paz, actitud que el mundo necesita mucho y el cual es necesario que pongamos en práctica.

Procurar la paz, es pacificar, que significa: Amansar, apaciguar, tranquilizar, aplacar, sosegar, aquietar, calmar, serenar.

Fíjate en esas palabras! Dios nos llama a ser mujeres que en todos los roles de la vida promovamos la paz.

Es importante vivir en paz y también transmitirla. Una mujer que siempre vive como dicen en algunos lados “con los guantes puestos” no es buena cosa, es una mujer que posiblemente no mantenga cerca de ella a nadie. A veces creemos que siempre debemos “pelear” por nuestra razón y derecho, y no dejarnos “pisotear” por los demás. Siendo de esta manera no creo que  ganemos ni aportemos nada a los que nos rodean.

Una mujer con actitud siempre desafiante en su rol de esposa que nunca cede, siempre tiene la razón o siempre discute y no perdona, no está promoviendo la paz en su relación de matrimonio ni en su casa, está convirtiendo ese ambiente en un campo de guerra y sin ánimos de mostrar la bandera blanca.

Cuanto ganamos siendo mujeres pacificadoras! Mujeres que amamos vivir en armonía! Mantener a nuestros amigos y familiares! y contribuir en nuestro matrimonio para que sea duradero!

Una mujer pacificadora es sabia, pues es capaz de relacionarse con personas difíciles, enojadas y con temperamentos fuertes, pues sabe cómo tratarlas.

En la Biblia Capítulo 25 de 1 de Samuel, tenemos una mujer que nos da un gran ejemplo de esto, es Abigail, una mujer que la Palabra la describe como “inteligente”, sin embargo tenía un esposo llamado Nabal, él era  “áspero y malo en sus tratos”.

David envío a sus hombres por ayuda donde Nabal que era muy rico, pero no consiguieron nada, pues él se negó a proveerles lo que necesitaban, así que cuando los hombres regresaron y contaron lo sucedido a David, él tomó su espada y decidió ir a matarlo y a todos en su casa.

Abigaíl se enteró de esto y rápidamente cual mujer sabia supo qué hacer para evitar esta desgracia. Vs. 18 en adelante.

La forma de actuar de Abigail, nos muestra lo que podemos lograr promoviendo la paz.

Al ser mujeres pacificadoras podemos calmar, apaciguar y aplacar situaciones difíciles.

Imagínense a una mujer pedante y avivando el fuego de la ira… 

Pero sin embargo una actitud mansa y apaciguadora, con palabras suaves y humildes calmaron las aguas de la ira de David. V. 23.

“La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor.”  
Proverbios 15:1

Como mujeres, nuestra actitud es clave en un mundo donde casi no hay una cultura de paz. Si no que se promueve la violencia, la falta de respeto y la altanería.

Es nuestro trabajo como hijas de Dios, llevar a nuestros hogares la paz y la armonía necesaria para tener familias y relaciones saludables. Seamos portadoras de paz en el ambiente laboral y en nuestras congregaciones.

No fomentemos las divisiones, los finales tristes, las contiendas, los pleitos, los insultos, las enemistades, Etc. 

Ante situaciones como estas, Dios pondrá en nuestros corazones la mejor manera de actuar y así salir bien de ellas y que Su nombre sea glorificado.

“…solícitos en guardar la unidad del Espíritu en 
el vínculo de la paz". 
Efesios  4:3

Si  tenemos fuertes temperamentos y luchamos con eso, oremos a Dios para que Él nos de mansedumbre y sabiduría.

“Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible.” 
1 Pedro 3:4

Seamos mujeres pacificadoras… “…pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere. “ Santiago 1:20


En Cristo, 
Yissell