Evidencias de una mujer sabia! Proverbios 14:1


Por la Palabra de Dios podemos descubrir qué tipo de mujeres somos.

Si te gustaría saberlo hay un libro que debes consultar, la Biblia.

Podemos aprender de las historias de todas las mujeres, sus vidas y como actuaron en diferentes situaciones.

Pero hay una lectura enormemente especial, con gran significado que se encuentra en el libro de los Proverbios Capítulo 14 versículo 1: "La mujer sabia edifica su casa; la necia con sus manos la destruye."

Te invito a que te hagas estas preguntas en algún momento: ¿Cuál de estos dos tipos de mujeres eres tú? ¿Con cuál de ellas te identificas? ¿De cuál lado estas?

Son preguntas fuertes pero hacerlas te puede llevar a reflexionar, eres una mujer sabia o necia?

Una mujer tiene el poder de construir si se lo propone y también el terrible poder de destruir, todo está en su corazón, en sus profundos deseos y sus propósitos.

A veces pueden surgir en nosotras comportamientos de mujer necia, podemos hacer cualquier cosa que nos haga parecer así, hay muchas cosas que pueden surgir desde nuestro corazón por nuestra perfección y por el pecado.

Mi propósito si estás leyendo esto es seas una mujer sabia! Yo también quiero ser así! Dios nos llama a serlo! El me llama a edificar mi hogar, mi relación con mi esposo e hijos y con todos los que me rodean!

La mujer de Proverbios Capítulo 31 versículos 10 al 31 tenía a Dios en su corazón y eso se evidenciaba en sus actos, por eso era alabada por su esposo, hijos y vecinos.

Por lo tanto era una mujer sabia. Es impresionante leer como ella “edificaba” el hogar y la familia que Dios le había dado, asumiendo sus roles, cuidando, amando y dándole el correcto lugar a su esposo.

Amiga, qué está pasando en tu hogar? Estás "edificando"? o estás "destruyendo” poco a poco?

En general a lo largo del capítulo 14 de Proverbios leemos sobre sabiduría y necedad. Allí aprendemos de prácticos consejos sobre la vida. Dios nos dice cómo ser mujeres sabias y nos muestra lo que ocurre con las personas necias.

*La mujer sabia obedece a Dios
*Es de pocas palabras
*Es entendida y por eso aprende fácilmente.
*La mujer sabia piensa bien antes de actuar
*Disfruta hacer buenas acciones.
*Ella domina su enojo.

Sin duda que el hogar de una mujer sabia será prosperado. Ella sabe donde hay peligro y se cuida de eso. Para ella ser sabia es su propia riqueza. La mujer sabia confía en Dios y ama!

¿Sabes que si tienes malicia o ejerces la maldad en tu relación con tu esposo, no estás edificando? Si no estás siendo buen ejemplo a tus hijos e hijas, no estás edificando. Si te sientes enojada y actúas indiferente frente a los quehaceres de tu hogar, no estás edificando.

Todas estas cosas son actitudes de una mujer necia.

Te invito a orar y presentar tu vida y tu corazón al Señor, manifiéstale tu anhelo de edificar tu casa... de ser una mujer sabia. El te ayudará dándote lo que necesitas.

En Cristo,

Yissell