Temas que nos preocupan a las madres concernientes a nuestros hijos! [No temas!]

Temor, hijos, mamá, madres, crianza, Dios, ayudaComo madre que amo a mis hijos, estoy bien segura que al igual que yo hay temas que también te preocupan. 

Las madres a veces somos temerosas de las cosas que puedan acontecerles a nuestros hijos, pues creemos que algo les sucederá que no podamos resolver.

El amor por nuestros hijos es grande, ellos son nuestra debilidad y es nuestro deber mantenernos preocupadas por ellos y también estar al tanto de sus vidas.


El temor.-

Algo importante que he aprendido en mi labor de madre en situaciones difíciles, es a depositar mis preocupaciones en Dios, aunque te suene un cliché, no lo es, yo sé la paz que puede experimentar una mamá cuando deja a Dios sus situaciones y descansa.

No es lo mismo una mujer sin Dios en su vida y en su corazón y una mujer que sí lo tenga. Una madre confiada en Dios enfrenta los desafíos diarios de la crianza y con optimismo.

Sin embargo, el temor está en nosotras las madres, y es natural temer por la vida de nuestros hijos. Pero no dejes que eso te debilite, te ate las manos y te consuma. En momentos en así, busca un lugar tranquilo en tu casa, mira al cielo y ora a Dios, entregándole tus miedos y tus preocupaciones y sentirás Su abrazo.

“Mas el que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.”
Proverbios 1:33

Los temas.- 

¿Los temas concernientes a tus hijos te ponen a “pensar” y descontrolan tus emociones? 

Si es así, al lado de cada uno te pondré un enlace que tal vez te puede ayudar en esa situación. 

No temas leer, hazlo con confianza, toma notas y si puedes sigue investigando hasta dar con alguna información que se aplique al caso.

Llévate de tus instintos de madre! Si percibes alguna situación extraña o peligrosa que le acontezca a algún hijo, acciona! Llévalo al médico, consulta, pregunta, Etc. Haz lo que debas hacer, pero no te quedes de brazos cruzados.

Recuerda, es  importante también no negarte a buscar ayuda en el Internet o en otras personas. Hacer esto es bueno. 

Acércate a un profesional en el área en donde necesites consejo, o alguien que haya pasado por tu situación 
también es recomendable. Tus hijos te lo agradecerán:

1. La alimentación:


2. La enfermedad:


3. El temperamento / Comportamiento:




4. El aprendizaje:





5. Su independencia:



6. Sus relaciones con los de afuera, Etc.



Cada uno de estos temas son tratables, tienen solución; si los atiendes de modo temprano tu puedes tratar de resolverlos y trabajar para lograr buenos resultados.

Criar a nuestros hijos no es tarea fácil, si te sientes cargada y sin fuerzas, entrega estas situaciones a Dios y Él pondrá en tu corazón las ideas y las herramientas para que dejen de preocuparte y ayudar a tus hijos en lo que necesiten.  

“Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás, y tu sueño será grato.”
Proverbios 3:24

En Cristo,
Yissell