PERFILES: Amy Carmichael - Una mujer que amó a niñas y niños en peligro -



“Se puede dar sin amar; pero no se puede amar sin dar".
Amy Carmichael

Amy Carmichael es considerada por muchos como la «Madre Teresa» evangélica de su época. Impactó la vida de miles de hindúes y personas en el mundo. Fue escritora y misionera en la India a principios del siglo 20.

Ella nació el 16 de diciembre de 1867 en Irlanda. Murió en la India el 18 de enero de 1951 a la edad de 84 años. Fue una defensora de la niñez. 

Nunca se casó, adoptó a la India como su país. Su trabajo inició en 1896 y tuvo una labor ininterrumpida de 55 años hasta su muerte. Jamás tomó vacaciones, sino que dedicó su vida a la Fraternidad Dohnavur, un centro de entrenamiento y sanidad para muchos. 

Amor por los niños y niñas en peligro.-

A los 24 años, partió a Japón, donde duró poco debido a una enfermedad. Se le sugirió trasladarse a un clima más benigno, como el de India, a donde llegó a los 29 años para ya nunca irse.

Allí en el 1900 fundó la Fraternidad Dohnavur, una comunidad para niños en peligro de ser forzados a realizar labores indignantes en los templos y santuarios locales. Las niñas de los templos hindúes eran principalmente jovencitas que las dedicaban a los dioses y luego eran forzadas a la prostitución para que ganaran dinero para los sacerdotes. Durante las próximas cinco décadas Amy ayudaría a rescatar y criar a más de 1,000 niños. 

En su orfanato los niños y niñas crecieron amando a Jesús. Algunos le causaron tristezas, pero ella confió en su Amado Señor, dejándole a él los resultados.

Amy comprendió el corazón de su Salvador al ejecutar esta obra por los más débiles de la humanidad. Entendió las palabras de Jesús quien reprendió a aquellos que querían impedir que los niños se acercaran a él.

En palabras de Amy: "Si no tengo misericordia, así como mi Señor tuvo misericordia de mí, entonces no conozco nada del amor del Calvario. Si ambiciono algún lugar en la tierra distinto al suelo polvoriento en la base de la cruz, entonces no conozco nada del amor del Calvario." 

Un ministerio en cama.-

En el 1931, Amy sufriría una caída que la dejaría en cama los últimos 20 años, pero aprovechó el tiempo para escribir poemas y libros que dieron la vuelta al mundo. La enfermedad tampoco destruyó su servicio, solo fue un camino más para andar al lado de su Salvador.

Una entrega incondicional al servicio.-

Entrega, compromiso y amor; estas palabras definen el paso de Amy Carmichael por el planeta. Pero ella no querría que sus logros se consideraran éxitos personales, ni su labor un mérito a su persona. Por sobre todas las cosas, ella era solo una sierva de su Señor, una mujer enamorada de su Salvador.

Sobre sus libros.-

Sus libros recibieron críticas y rechazos. Los editores preferían historias de éxito y avance, no con la visión realista que Amy poseía, y aunque el público exigía finales felices, ella se negó a complacerlos. La verdad fue su tema; creía que el toque artístico podía matar la credibilidad de la palabra escrita.

En Cristo,
Yissell


Fuentes: 

Foto: Google