...Corona de su marido..! - Proverbios 12 -

Esposo, marido, mujer, matrimonio, Proverbios, Dios, Biblia

En Proverbios capítulo 12 el autor nos muestra dos acciones, una buena y otra mala… un camino integro y justo que lleva a la vida y un camino de pecado que lleva a la muerte: “El bueno alcanzará favor de Jehová; mas El condenará al hombre de malos pensamientos” V.2

Es sumamente interesante esta forma de presentarnos lo que nos lleva a hacer el pecado del mundo y lo que hace una vida rendida a Dios y absolutamente dependiente de Él.

Es el caso de dos mujeres una buena y una mala, una es corona y la otra carcoma. Está en el versículo 4: “La mujer virtuosa es corona de su marido; Mas la mala, como carcoma en sus huesos”.

Sé que te inclinarás por ser virtuosa y poseer hermosas cualidades; ser sabia, hábil, decente, discreta y por lo tanto ser una buena esposa.

Hermosa virtud!.-

La mujer juega un papel muy importante dentro del plan de Dios. A través de nosotras El quiere cumplir grandes propósitos en las vidas de las personas mediante nuestros especiales roles de mujer, esposa y madre. Dios nos dio grandes capacidades para vivir y convivir bajo un mismo techo con nuestros esposos de forma organizada y agradable.

En nosotras está ese toque especial para atraer a nuestras parejas y tener un hogar. Dentro de ese “toque especial” están las virtudes. El autor de este proverbio las exalta como “corona” para el esposo! Que privilegio! Y aún mas, en el capítulo 31 versículos 10 en adelante, continuamos leyendo alabanzas a estas virtudes que definen a una mujer buena, que ama a Dios y valora todo lo que Él le ha dado.

Que es una corona? Aro que se coloca sobre la cabeza, generalmente como adorno, en señal de premio o como símbolo de nobleza o dignidad. Eso es una mujer virtuosa en el corazón de su marido, y sin duda este es un hombre afortunado.

Ahora me gustaría mostrarte 3 cosas que son “corona” para nuestros esposos.

Hay muchas “coronas”, si te animas en la parte de los comentarios puedes nombrar las que quieras y así también las leeremos nosotras:

* El APOYO.- Una esposa buena debe ser 100% un apoyo para su esposo en TODO momento. Esto es importante. Lo que brindes a tu esposo es sus momentos desagradables o problemáticos es lo que va a garantizar gran parte de su estabilidad en todos los sentidos y eso afectará tu matrimonio para bien o mal. Lo que él encuentra en ti en esos momentos es sumamente importante. Por eso, lo bueno que debes brindarle es consuelo, unos brazos donde llorar, unos oídos que escuchen, comprensión, perdón, esperanza, palabras de ánimo y vida. Si haces lo contrario, lo que suele hacer una mala mujer, tal como la llama el autor de estos proverbios, no dejará buenos resultados:

“Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina” V.18

* La VERDAD.- Una esposa buena SIEMPRE debe decir la verdad. La honestidad y la sinceridad aplicadas al matrimonio es abono que dará buenos frutos. La verdad aunque sea fuerte trae sanidad. Lo mejor y saludable es que no tengas secretos con tu esposo. Habla con él sobre cualquier situación financiera, de la casa, de los hijos, familiares, aún de ti misma. Hay mujeres que se acostumbran a mentirle a sus parejas desde que son novios y al llegar al matrimonio lo siguen haciendo… Esto no es recomendable. No debemos mentirle ni engañarlo ni hacer silencio… esto lo haría una mala mujer:

El labio veraz permanecerá para siempre; mas la lengua mentirosa sólo por un momento.” V. 19

“Los labios mentirosos son abominación a Jehová; Pero los que hacen verdad son su contentamiento.” V. 22

* La LABORIOSIDAD.- Una esposa laboriosa es trabajadora, diligente, esforzada, perseverante. Es la mujer que describen los versículos de Proverbios 31 del 10-29, si lo leen sabrán a qué tipo de esposa me refiero aquí. Una esposa con ánimo, que trabaje en su hogar y fuera de él y que sea ayuda idónea, son virtudes muy apreciadas, pues es una mujer valiosa. Es importante que como esposas no seamos indiferentes ante las necesidades de nuestro hogar y esposo. Dios nos dio fuerzas y talentos para hacer muchas cosas que son beneficiosas para la familia. Imaginemos una esposa vaga, indolente, negligente y perezosa, que todo se le viene encima o se le arruina por no ser trabajadora, una mujer mala es así; todo lo contrario a una esposa laboriosa:

“El perezoso no atrapa presa, pero el diligente ya posee una gran riqueza.” V. 27

Una mujer corona de su marido es lo deseamos ser, tener matrimonios duraderos y saludables es lo que Dios quiere para nosotras, con su ayuda podemos lograrlo, dale un espacio en tu corazón.

Oremos manifestándole nuestros anhelos y lo que necesitamos para llegar a ser una HERMOSA CORONA para nuestros esposos!

En Cristo,
Yissell