Serie Elige amar! - {El poder del perdón}



Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.
Efesios 4: 31-32

Según el diccionario, perdonar es olvidar la falta que ha cometido otra persona contra ella o contra otros y no guardarle rencor ni castigarla, o no tener cuenta una deuda.

Por experiencia se que las personas casadas tienen también desacuerdos, roces, malentendidos, enojos, frustraciones, Etc. Todas estas cosas pasan. Dos personas con carácter diferentes y emociones diferentes no siempre estarán de acuerdo y no siempre vivirán sonriendo. Son dos personas que necesitan aprender a tolerar los defectos de cada cual.  

Sin embargo con este escrito queremos motivar, incentivar la acción de perdonarse uno al otro. Perdonar a tu esposo es importante y necesario para que un matrimonio sea sano.

Es cierto las ofensas por parte de nuestros esposos nos duelen mucho, nos hieren y nos ponen tristes. Es necesario que perdonemos aunque estas cosas pasen, primero, porque debemos entender que las personas fallan, cometen errores, no son perfectas y segundo, porque es un mandato de Dios. Así como El nos perdono a través de Jesucristo, así debemos hacer nosotros.

Perdonar es lo mejor que podemos hacer por nosotras mismas, pues contrario a lo otros puedan decir, nosotras somos las beneficiadas! Si no perdonamos siempre viviremos heridas, marchitadas y cargadas y Dios quiere que vivamos libre de resentimientos.

Perdonar es tener misericordia de la otra persona y entender sus debilidades y sus problemas internos como una persona que es. A veces enfrentamos situaciones particulares con nuestros esposos y no entendemos que tal vez en su pasado o en su niñez tuvo algún problema que le ahora le afecta de adulto. Es es un momento para convertirnos en amigas, escucharlos y ayudarlos a reconocer su problema y a buscar ayuda.

No nos imaginamos el poder restaurador del perdón! Cuantas cosas pueden cambiar en nuestros matrimonios si perdonamos a nuestras parejas! Pensemos en el perdón que por Jesús obtuvimos, haciéndonos mujeres diferentes.

Es importante que sepas que perdonar no es humillarte, no es que debes "borrar" lo sucedido, perdonar es tener misericordia, es amar por encima de todo, es comprender, es mirar de frente y seguir adelante, es liberar tu corazón, es parecerte mas a Cristo.

Dios no nos ha pagado como merecemos, nosotras merecíamos morir por nuestros pecados, sin embargo El nos miró con compasión y con amor, dándonos la oportunidad de ser mejores personas a través de Cristo y de volver a empezar. 

Dios no nos puso condiciones para perdonarnos, su perdón esta ahí por Jesucristo. Por lo tanto a la hora de perdonar no juzgues a tu esposo ni pongas condiciones (las condiciones pueden hacerlo después). 

"No juzguéis, y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados, perdonad, y seréis perdonados" 
Lucas 6:37

Elige perdonar! Es cierto que cuando estamos dolidas es fuerte y difícil hacerlo, pero también es cierto que es el principio de nuestra sanidad como personas, de la sanidad de nuestros matrimonios, de la sanidad de nuestros esposos y de la sanidad de nuestros hogares!

Para concluir, te propongo que prepares tu corazón para perdonar hoy a tu pareja. 

"... no se ponga el sol sobre vuestro enojo" 
Efesios 4:26

Libérate de tu enojo, conversa de forma apacible y si Dios pone en tu corazón reconciliarte, hazlo. Si no, tómate tu tiempo para pensar en tu situación y busca la ayuda necesaria.

Con el fin de que conozcas que otras cosas encontramos en la Biblia acerca del perdón de te dejo estos versículos que hablarán a tu vida:

Mateo 6:14-15:

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Mateo 18:21-22:

Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?  Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

Colosenses 3:13:

...soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

Mateo 18:35:

Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Marcos 11:25:

Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.

Lucas 17:3-4:

"Si tu amigo te hace algo malo, llámale la atención. Si te pide perdón, perdónalo. No importa si en un solo día te hace muchas maldades; si él te pide perdón, perdónalo."

En Cristo,
Yissell