Serie Elige amar! - {5 Maneras en que puedes ayudar a mejorar tu matrimonio!}


Si amas a tu cónyuge, puedes hacerte esta pregunta, ¿Por qué no trabajamos para mejorar nuestra relación? A medida que el tiempo pasa, pueden suceder muchas cosas que nos acercan o nos alejan de nuestros esposos.

No es necesario llegar al punto de volvernos extraños en nuestra propia casa. Siempre es bueno renovar la relación, hacer el intento de…, “trabajar” para mantener la química y el romance. Los pequeños detalles son importantes, la vida con nuestros esposos está llena de ellos. Por eso enfoquemos este punto, los detalles en el diario vivir.

Aquí algunas ideas:

1. Siempre trata de buscar la opinión de tu pareja. Esto es muy importante. Y escucha que él opina, tómalo en cuenta y exprésale que te gusta escuchar lo que piensa.

2. Has el ejercicio de ceder ante algunos de los gustos de tu esposo.

Por ejemplo, dejarlo ver los partidos deportivos en la TV., que elija la película que verán en el cine, salir con sus amigos, Etc. No siempre tú debes ser la complacida, los esposos nos suelen complacer así que si eres una esposa consciente y amorosa, complace a tu esposo siempre, él también cuenta.

3. Tengan alguna actividad que hagan juntos.

Por ejemplo, empiecen a seguir una serie de TV. juntos y pónganse de acuerdo para verla solo cuando ambos estén. Aprecien los gustos en común y comparta siempre eso.

4. Aprecia la presencia en casa de tu esposo y déjaselo saber.

A veces enviamos el mensaje incorrecto de que no nos interesa si salen o llegan. Cuando piensas que no eres esperado/a en casa eso desanima y deprime. Por ejemplo, exprésale tu interés de verlo, de que quieres que él regrese pronto y de que deseas almorzar, cenar o estar con él dependiendo el caso.

5. Motiva a tu esposo a hacer las cosas que le gustan y dile en lo que él es bueno

No seamos esposas egoístas. Es lindo ver un matrimonio que crece con sus dones, talentos, estudios, habilidades, con proyectos, planes para su futuro, Etc. Juntos o separados. Esto te dará también oportunidades para tu crecer y hacer lo que te gusta. Incentiva a tu esposo a hacer cualquier cosa que él disfrute y disfrútalo con él.

En Cristo,
Yissell