Consejos para lidiar con la tristeza en épocas festivas!

Sé para mí una roca de refugio, a la cual pueda ir continuamente; tú has dado mandamiento para salvarme, porque tú eres mi roca y mi fortaleza.” 
Salmos 71:3-4

Cuando hemos atravesado por situaciones dolorosas y mas aún sin son recientes, casi siempre para esta época navideña entramos en una especie de depresión, desanimo y tristeza. Alguien me dijo una vez que los consultorios de psicología se ven muy frecuentados por personas que han pasado por situaciones difíciles y no están felices, personas que no sienten paz, sienten mucho vacío en sus corazones y por lo tanto sienten que Dios no está cerca.

Enfrentarse a una situación dolorosa y vivirla, no es nada fácil, muchas veces ese dolor y la ansiedad nos consumen y nos encerramos en nuestro interior, haciendo que se nos olvide que no estamos solas y la melancolía se instala.

En estos tiempos en donde la gente suele celebrar, tal vez tú no estés celebrando. No es recomendable aislarte ni encerrarte. Es importante que abras tu corazón a Dios, El puede hacer que tengas un tiempo navideño en paz.

Tal vez hayas perdido a un ser querido, o atravesaste por un divorcio o separación, perdiste algún bien material o un trabajo que significaba mucho para ti.  Tal vez vives en otro país lejos de tus parientes, Etc.  Cualquier situación que estés pasando, es importante, pero a Dios le interesa muchísimo tu vida, tu bienestar emocional y espiritual.

El salmista David, que atravesó por situaciones de mucho dolor,  escribió en el Salmo 121: 1,

“Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Señor que hizo los cielos y la tierra”.

En oración pide a Dios consuelo y fuerzas! El te sostendrá y te levantará. El tiene poder para hacerlo y nunca despreciara tus clamores, El nunca desprecia un corazón adolorido que clame a Él. No hay sentimientos que Dios no pueda quitar de ti… El tomará tus lágrimas y las convertirá en gozo. Aunque no lo entiendas, así será.

No te dejes arropar por tu situación, ámate, no sientas pena por ti, tu eres una mujer que vales mucho para Dios, vales tanto, que El envío a Su hijo Jesucristo a morir en la cruz para salvarte del pecado, para darte paz en el sufrimiento, en las angustias, la tristeza, las pérdidas y cualquier tipo de situación.

Qué puedes hacer por ti y para ti:

* Sal a caminar, toma aire puro y fresco

* Escucha canciones que animen tu espíritu

* Escribe lo que piensas y deseas hacer

* Toma un té verde calientito o compártelo con alguien agradable

* Comparte con tus familiares cercanos

* Comparte con alguna amiga con quien puedas salir, hablar y entretenerte

* Retoma algo de lo que antes hacías que te gustaba

* Acepta algunas invitaciones que te hagan para compartir 

* Busca una comunidad de fe en Dios que te reciba

* Pregunta quien puede darte consejería si la necesitas, esto te ayudará.

Recuerda!

Dios te levanta y da fuerzas! Anímate! La Biblia dice: “El da fuerzas al fatigado, y al que no tiene fuerzas, aumenta el vigor” Isaías 40:29

Haz que El sea tu roca de refugio, en donde acudas constantemente buscando consuelo cuando lo necesites, fuerzas cuando estés desanimada, gozo cuando estés triste, saciedad cuando te sientas vacía, agua viva, cuando estés sedienta.

En Cristo,
Yissell