Dos preguntas importante que se hacen los jóvenes cristianos!

Muchos niños, adolescentes y jóvenes no tienen la opción de estudiar en centros educativos en donde se practique su fe. Los padres tienen una importante labor en este sentido, pues les toca orientar e instruir a sus hijos para que esta situación no interfiera en su educación ni en su relación con Dios.



Pregunta 1. 

"Soy cristiano, y estudio en un colegio diferente a mis creencias, Qué hago?

Es importante que sepas que 
tu lugar de estudios no es como
la iglesia.

1* En primer lugar toma en cuenta comunicar a los directivos del centro de estudios tu fe y creencias.

2* Participar en todas las actividades no es una obligación, lo mejor será que filtres tus participaciones y negocies con tus maestros si te pondrán notas o calificaciones por asistir a las mismas.

3* Si usan uniforme y es de una moda que no usas, entonces utiliza una alternativa que no altere la ética de tu centro de estudios, siempre deben ser del mismo color y tela.

4* Busca y comparte con compañeros que crean lo mismo que tu… es muy seguro que los encuentres e inmediatamente haz vinculo con ellos.

5* Habla con tus maestros y planifica junto con tu grupo actividades que enseñen los valores, buenos hábitos y costumbres y harás la diferencia en tu centro escolar.

6* Exprésale a tus padres cualquier sentimiento o situación que te afecte e interfiera en tu rendimiento escolar.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -  - - - - -- -  - - - - - - - - - - - - - -- -  - - - 

Cada día es mayor la batalla interna que tienen que librar nuestros adolescentes y jóvenes hoy día y muchas veces hasta ellos mismos cuestionan su propia identidad como cristianos, haciéndose tal vez estas preguntas: Quién soy? ¿Cómo dice Dios que debo ser?

Y unos de los escenarios donde se “tambalea” esa identidad es en el lugar de estudio. Te presento algunos consejos para la presión de grupo:

Pregunta  2.

¿Cómo puedo mantener mi identidad como cristiano en el colegio?

* Lo primero es que debes mostrarte como lo que eres y has creído, un verdadero cristiano. Fingir o tal vez ocultarlo no es lo mejor, ser natural a la hora de presentarte a tus compañeros es la clave, pues te ayudará hablarles en algún momento del evangelio de salvación.

* No pretendas ser popular o involucrarte con los compañeros populares, esto puede ser peligroso, pues puedes llegar a necesitar la aprobación de aceptación de ellos y tal vez te guíen a hacer “cosas” que a Dios no le agrada.

* Si te sientes aislado, no des mucha importancia a la situación, lo recomendable es que inmediatamente llegues a tu lugar de estudio ubiques otros compañeros que compartan tus creencias y tu estilo de vida.

* Busca el consejo de tus padres y lideres de tu iglesia, ellos son tu mejor aliado.

* Lo último y más importante: Preséntale todo a Dios en oración “con nombre y apellido”. Lee la Biblia todos los días e involúcrate en las actividades juveniles de tu congregación.


Yissell