Jocabed, vio que su hijo era hermoso!

En el libro de Éxodo Capítulo 2, encontramos la historia que nos hace conocer a la madre de un niño hermoso, Jocabed. Una madre buenísima de la cual podemos aprender y conforme al plan de Dios.

No se sabe mucho de ella, la Biblia solo nos hace conocer una parte importante de su vida de mamá… y ahora me doy cuenta que ha sido con un propósito muy especial, he podido conocer el corazón de esta gran mujer, su inmenso amor de madre y su maravilloso plan.

“Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una arquilla de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso en un carrizal a la orilla del río.  Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería. Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón…” Capítulo 2: 1-10

Jocabed era una mujer común que tenía a Dios en su corazón; se casó y concibió un hijo varón en tiempos muy difíciles. El faraón había promulgado una ley en el que todo bebe que naciera varón de los hebreos debía morir ahogado en el rio Nilo! Y esta pareja se había unido y ella había quedado embaraza en esta época. (Éxodo 1: 22)

Que triste, querer tener un hijo bajo estas circunstancia… es realmente fuerte… y tener también la incertidumbre de no conocer el sexo del bebe hasta llegar al parto; pero aún así ellos siguieron adelante.

Así paso el tiempo y les nació un varón y ella vio que era hermoso! Me imagino que tal vez, ella tenía un plan de acción para salvar a su preciado bebe… para que nadie se diera cuenta que fue un varón y parte de ese plan era mantenerlo escondido todo el tiempo necesario, y así lo hiso por tres meses, esto debió ser sumamente complicado, pues sabemos que los bebes no son discretos ni nada silenciosos, ella tuvo que luchar y procurar el silencio total. ¿Cómo lo hizo,  cómo logro mantenerlo en secreto? En realidad es un gran misterio que la Biblia no revela. Lo que sí sé es que lo cuidó con gran esmero y lo lleno de amor, cariño y mimos!

Que gran mujer, aún no salgo de mi asombro! Sin duda Dios estaba con ella!

Jocabed se dio cuenta y ya lo sabía, que no llegaría muy lejos manteniendo al bebe con vida y también no podría seguir manteniéndolo en secreto por más tiempo. Por lo que ella continúo con su plan, tomo una canasta de juncos y de manera artesanal la preparó para que no le entrara agua y puso al bebe adentro para llevarlo al río Nilo.

Parecería una locura, hasta donde podría llegar esta madre! Pero este era el destino que aseguraría la vida de este niño hermoso; Jocabed conocía el río y sabía que la hija del faraón se bañaba allí junto con sus doncellas y la hora en que lo hacían, así que su esperanza radicaba en el hallazgo de la canasta por parte de esa poderosa mujer.

Que dolor sintió esta madre! Su corazón se desgarraba y a la vez lloraba mirando la carita inocente de su pequeño! Pero ella tenía puesta su confianza en Dios. Entonces dejó ir la canasta y vigilada por su hija mayor Miriam  la siguió hasta donde estaba la princesa, al verla ella quiso saber lo que había dentro y vio que era un bebe hebreo y lloraba y  tuvo compasión de él. Miriam le dio la idea de buscarle una nodriza al bebe y busco a Jocabed y ella misma lo crío!

Que podemos aprender de la madre de Moisés? Vio a su hijo hermoso! Todas vemos a nuestros hijos hermosos… pero la belleza vista por ella fue más allá, notó que Dios podría hacer grandes cosas con él, era hermoso para el plan de vida que ella misma se había propuesto para su hijo.

Son hermosos tus hijos para la vida? Has mirado a tus hijos más allá de lo que ves a simple vista? Has visto el futuro de tus hijos?  Te invito a “Mirarlos” de manera diferente! Conoce que hay en ellos que puedes potencializar para un buen futuro… conoce sus habilidades; también asegúrate que en sus corazones Dios sea el centro… lo mejor es que sea un propósito tuyo como madre, que ellos le conozcan, lo amen y hagan su voluntad...

Aunque Jocabed duro poco tiempo con Moisés, ella se encargó de mostrarle el camino correcto para amar a Dios en medio de un tiempo de esclavitud aún siendo un niño! Moisés hizo la voluntad de Dios!

Jocabed salvó a su hijo de la muerte, creando antes un plan, lo llevó a cabo y tuvo éxito!
Tienes un plan para que tus hijos no mueran en el fracaso cuando ya sean grandes? Es estando junto a ellos y desde pequeños que debes instruirles y guiarles hacia un buen camino!

En Cristo,
Yissell