Conoce algunas mujeres fuertes y temibles de la historia

En esta ocasión te quiero mostrar algunos relatos históricos de  mujeres que llegaron a hacer cosas no muy buenas y que en su época muchas fueron dañinas… algunas inclusive con sus propias familias.

Les confieso que estas historias me erizan la piel pues parecieran sacadas de una novela horrible. Muchas de ellas ocuparon tronos o estaban en una alta posicion aristocratica; usaron sus propias armas para lograr sus objetivos, como por ejemplo, el sexo, la seduccion, su belleza y encantos fisicos, hasta la maternidad, entre otras.

Actuaron con una frialdad espantosa, como es el caso de Dalila, se encuentra en el libro de los Jueces capítulo 16:

“Le descubrió, pues,  Sansón todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres.  Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero. Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzó a afligirlo, pues su fuerza se apartó de él.Y le dijo: !!Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él.”
V. 17 al 20.

Ella aceptó que le pagaran por averiguar el secreto de la fuerza del poderoso juez y haciendo uso de su poder de seducción entre otras cosas consiguió lo que se propuso, cobrando su dinero antes de proceder.

Una historia fuerte es la de la princesa Jezabel, se encuentra gran parte de ella en el libro de 1 de reyes 21.

“…Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel. Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot.  Y las cartas que escribió decían así: Proclamad ayuno, y poned a Nabot delante del pueblo;  y poned a dos  hombres perversos delante de él, que atestig:uen contra él y digan: Tú has blasfemado a Dios y al rey. Y entonces sacadlo, y apedreadlo para que muera.  Y los de su ciudad, los ancianos y los principales que moraban en su ciudad, hicieron como Jezabel les mandó, conforme a lo escrito en las cartas que ella les había enviado.  Y promulgaron ayuno, y pusieron a Nabot delante del pueblo.  Vinieron entonces dos hombres perversos, y se sentaron delante de él; y aquellos hombres perversos atestiguaron contra Nabot delante del pueblo, diciendo: Nabot ha blasfemado a Dios y al rey. Y lo llevaron fuera de la ciudad y lo apedrearon, y murió.  Después enviaron a decir a Jezabel: Nabot ha sido apedreado y ha muerto.  Cuando Jezabel oyó que Nabot había sido apedreado y muerto, dijo a Acab: Levántate y toma la viña de Nabot de Jezreel, que no te la quiso dar por dinero; porque Nabot no vive, sino que ha muerto.
V. 7 al 15

Los encantos, belleza y astucia de Jezabel tenían a su esposo enamorado y a la que él acudía como niño caprichoso. Esta mujer instituyo el culto a Baal y mando asesinar a muchas personas.

No puedo dejar de mencionar, a Herodias cuñada del rey Herodes, parte de lo que hizo se encuentra en el Evangelio de San Marcos capitulo 6: 14-29

“…Pero venido un día oportuno, en que Herodes, en la fiesta de su cumpleaños, daba una cena a sus príncipes y tribunos y a los principales de Galilea,  entrando la hija de Herodías, danzó, y agradó a Herodes y a los que estaban con él a la mesa; y el rey dijo a la muchacha: Pídeme lo que quieras, y yo te lo daré. Y le juró: Todo lo que me pidas te daré, hasta la mitad de mi reino. Saliendo ella, dijo a su madre: ¿Qué pediré? Y ella le dijo: La cabeza de Juan el Bautista. Entonces ella entró prontamente al rey, y pidió diciendo: Quiero que ahora mismo me des en un plato la cabeza de Juan el Bautista. Y el rey se entristeció mucho; pero a causa del juramento, y de los que estaban con él a la mesa, no quiso desecharla. Y en seguida el rey, enviando a uno de la guardia, mandó que fuese traída la cabeza de Juan. El guarda fue, le decapitó en la cárcel, y trajo su cabeza en un plato y la dio a la muchacha, y la muchacha la dio a su madre.”
 V 21-28

Herodías se casó con su tío, Herodes Filipo, con quien tuvo a Salomé; luego lo abandonó para casarse con Herodes Antipas, hermanastro de su primer esposo, porque tenía un mejor futuro. Odiaba a Juan el Bautista porque él la denunció públicamente como adúltera. Ella utilizó a su hija Salomé para que provocara a su ebrio padrastro y tío con una sensual danza… éste cayó rendido por su seducción. (En la foto Herodías y Salomé)

Otras historias de mujeres se pueden encontrar en la literatura clásica. Según Susana Castellanos de Zubiría en su ensayo Mujeres perversas de la historia,  personajes como  Livia, Agripina y Cleopatra VII, delinearon la imagen de femme fatale que ha llegado a nuestros tiempos. Ellas manipulaban sutilmente a los hombres a través de su belleza arrolladora con actos tramposos entre otras cosas.

La bella Livia Drusila, emperatriz de Roma, fue esposa y mano derecha de Augusto, madre de Tiberio y Druso, abuela de Germánico y Claudio, bisabuela de Calígula y tatarabuela de Nerón. De ella su descendencia aprendería que los asesinatos dentro de la misma familia son extremadamente útiles para llegar y mantener el poder. Livia habría envenenado a más de una veintena de parientes. 

Agripina, hermana de Calígula y madre de Nerón, amaba el poder e hizo todo lo que estuvo en su mano, y en su cuerpo, para lograrlo. Tuvo sexo con su hermano, se prostituyó en la corte,  mató a su primer marido, conspiró para asesinar a su hermano y luego se deshizo de su segundo marido, su tío Claudio. El veneno fue su arma más eficaz.

Cleopatra VII, a través de sus varias seducciones a hombres importantes logro mantener su estatus y poder, utilizando en una ocasión la maternidad.

Estas mujeres y muchas otras hicieron historia por sus formas de proceder, conseguir a como de lugar las cosas o caprichos que deseaban, sin importar lo que fuera necesario para lograrlo.



Fuentes: Mujeres perversas de la historia, de Susana Castellanos de Zubiría. Biblegateway.com, versión 1960. Las mujeres de la Biblia, de Frances Vander Velde. Biografiasyvidas.com.  Dmz.com –Diario de Mendoza; artículo “Las mas malas de las malas, mujeres perversas de la historia” por Patricia Rodón. Fotos tomadas de Google.



Anímate a comentar!

Seguimos,


Yissell