Pataletas o Berrinches, algunas causas y TIPS para manejarlas!

Es frecuente que un acontecimiento aparentemente sin importancia para los adultos en los niños entre 18 meses, 4 y 5 años, provoque una rabieta, caos, un llanto como si se fuera acabar el mundo... hasta tirarse en el suelo o saltar dando patadas y hasta cambio de color de piel... TODO ESO... cuando menos lo estamos esperando.

Suelen ser más común entre los niños de carácter fuerte y decidido que entre los niños tranquilos y plácidos. En algunos puede ser una breve explosión de rabia que desaparece pronto... pero en otros dura un tiempo considerable.

En toda esta investigación que he llevado a cabo por muchas razones, una de ellas es mi hija una belleza de 4 años recién cumplidos, que es de "voluntad firme" como diría el Dr. Dobson, en su famoso libro "Niños con voluntad "firme".

Gracias a todo lo que he leído confieso entenderla mas y ponerme a su nivel, además de asimilar su edad... que es lo primero que todo padre y madre debe aceptar, son niños en crecimiento y es crucial el manejo que demos a estas situaciones.

Conocer lo siguiente te puede ayudar:

Algunas causas de las Rabietas o berrinches:

- Llamar la atención.

- Frustración: si no lo dejas que haga lo que el quiere, no puede hacer algo que tiene que hacer por sus limitadas posibilidades o si se le obliga a hacer algo que no quiere hacer.

- Imitaciones: puede imitar a otro niño o a otro adulto enrabietados.

- Cansancio: son muy frecuentes cuando el niño está cansado o muy excitado.

- Hambre: debe comer a sus horas.

- Falta de coherencia: dejar que haga algunas cosas y no dejarle hacer otras sin aplicarle las directrices claras o que un padre diga "si" y el otro "no".


¿Qué hacer ante una Rabieta o berrinche y como evitarlas?
 
Mira estos TIPS:

*Cuando sea posible, trata de identificar su causa y evítala en lo sucesivo.

*Mientras tanto, no pierda la calma ni ceda y no trate de enfrentarse a las rabietas valiéndose de sobornos, azotes o amenazas. En su lugar procura:

*Distracción: señalarle por la ventana algo que esté fuera de casa o propónle ir al parque.

*
Ignorancia: tu hijo no actuará sino tiene público. Llévalo a otra habitación hasta que se acabe la rabieta o sal de la habitación.

*Retirada: si están en un lugar público para evitar las miradas o comentarios desaprobatorios.

*Juguetes enfadados: bríndale medios alternativos de expresar su irritación y frustración (juguetes como: 1 tambor, o cualquier instrumento musical y montar triciclo) pueden ayudarlo a expresar sus sentimientos y canalizarlos de forma constructiva.
Anímalo también a expresarse por medio de dibujos.

*Recuperación: cuando a tu hijo se le haya pasado la RABIETA, hazle saber que es natural enfadarse. Dile que lo sigues queriendo y que es su comportamiento lo que no te gusta.


*IMPORTANTE: Felicítalo cuando haya recuperado el control.


Buen día,

Yissell