Cuidemos a nuestros niños de mala nutrición y falta de actividad física!

Es preocupante ver como hoy día muchos niños están aumentando de peso más que nunca. 
Comen demasiadas comidas con un alto contenido en grasa y azúcar y pasan menos tiempo realizando actividades físicas. Los problemas de peso que se desarrollan durante la niñez pueden conducir a enfermedades relacionadas con el peso tales como cáncer, enfermedad del corazón, presión arterial (sanguínea) alta y diabetes.


 ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

* Prestemos cuidado al tipo de alimentos que nosotros compramos. Limitemos la cantidad de "comida chatarra" que nuestros niños comen. Tengamos una buena cantidad de frutas y vegetales frescos disponibles. Estemos al tanto de que incluso las comidas con un contenido bajo en grasa pueden incluir ingredientes no deseables tales como azúcar añadida.


* Sirvamos una variedad de comidas saludables y usemos tamaños de porciones adecuadas. Acostumbremos a leer las informaciones nutricionales que traen los productos (si los consumimos) para determinar cuál es la porción para un alimento en particular.

* Alentemos a nuestros hijos a beber mucha agua, eliminemos las bebidas de fruta, refrescos carbonatados, bebidas para deportistas, bebidas que proporcionan energía, leche endulzada o con sabores especiales o té helado endulzado.

* Limitemos la cantidad de tiempo que sus hijos pasan mirando televisión, usando la computadora o jugando juegos de vídeo a un máximo de dos (2) horas por día. En cambio, fomentemos la actividad física, tal como un deporte que su niño disfrute.

* Sentémonos a comer y a tomar bocadillos naturales en la mesa en vez de hacerlo frente al televisor.

* Hagamos de la actividad física parte de su rutina familiar. 

Salgamos a caminar en nuestra propia comunidad o salgamos a montar en bicicleta con ellos. Estimulemos a nuestros hijos a participar en actividades extracurriculares. Los deportes en equipo son útiles para el crecimiento y el desarrollo de la autoestima.


Fuente: familydoctor.org