Mascarilla de Auyama

Una vez más, insistimos del valor de las frutas y verduras que guardamos en el refrigerador y su valor para la belleza. No es necesario gastar dinero en costosas cremas, pudiendo elaborarlas en nuestro propio hogar. Prepara esta sencilla mascarilla de auyama en tu hogar, y tómate un tiempo para disfrutar de un momento de relax y belleza.

Lo único que necesitas es puré de calabaza y una clara de huevo. Mientras la calabaza está llena de vitaminas A y C, y ayuda a exfoliar y aclarar la piel, el huevo suavizará y tonificará la dermis del rostro.

Modo de hacerla:

Para comenzar, añade la clara de huevo en un tazón pequeño y bátela con el batidor.
Una vez bien batida la clara de huevo, agrega el puré de calabaza. Mezcla bien ambos ingredientes, hasta que quede una pasta suave y homogénea.

¿Listo? Bien, ahora lava bien tu rostro para quitar todo rastro de maquillaje y suciedad, para aplicar la mascarilla desde la barbilla, cubriendo toda la superficie, evitando los ojos, para no sufrir ningún tipo de irritación.

Para aplicarla, tira bien tu cabello haca atrás y coloca la mezcla que preparaste sobre la piel limpia. Quedará sobre tu rostro una máscara bastante líquida y liviana.

Busca un lugar donde puedas reposar cómoda y relajada: el sofá, la cama, etc, y deja actuar la máscara de calabaza durante unos 15 minutos. Luego quítala suavemente con un poco de agua tibia, ya sea en el lavabo o un paño húmedo.

Antes de comenzar a usar la crema casera de calabaza, debes asegurarte de que no te producirá ningún tipo de alergia. Para ello, prueba en la parte interna del brazo, igual de sensible que el rostro, si puedes tolerar los ingredientes.

Fuente: imujer.com